QUIZAS EL CLUB DE CANNABIS MÁS REPUTADO DE BARCELONA.

HomeActualidadNovedades y TendenciasCannabis y la ley. Regulación y reestricciones

Cannabis y la ley. Regulación y reestricciones

La planta de cannabis ha sido utilizada por la humanidad durante más de 5000 años con fines recreativos y medicinales, y ha sido legal para su consumo y comercio en todo el mundo durante la mayor parte de su historia. Solo después del siglo XIX comenzaron a producirse cambios en el panorama legal y la marihuana se etiquetó como una sustancia ilegal. En este artículo analizaremos la evolución del marco legal y las políticas gubernamentales relacionadas con la marihuana.

Cannabis en las antiguas culturas

Existen documentos históricos que indican que el cannabis se utilizaba en todo el mundo desde la antigüedad: desde China hasta India, Grecia, Egipto o incluso las tribus nativas americanas, las flores, hojas y semillas de la planta se mezclaban en diferentes infusiones, tónicos o se fumaban para tratar el dolor, la inflamación, problemas digestivos, anestesiar a los pacientes durante cirugías o para elevar las experiencias en ceremonias religiosas. Hasta principios del siglo XX, la planta se comercializaba en todo el mundo e incluso en Estados Unidos, la gente podía comprar tónicos de cannabis en cualquier tienda general.

¿Cómo se volvió ilegal el cannabis?

Durante principios del siglo XX, como consecuencia de la Revolución Mexicana y el conflicto armado en ese país, hubo una afluencia de inmigrantes mexicanos hacia Estados Unidos. Estos inmigrantes llevaron consigo sus prácticas culturales, incluido el uso recreativo del cannabis, al que se referían como «marihuana». El gobierno de Estados Unidos lanzó una campaña antiinmigrante que se centró en la demonización del uso de cannabis entre las comunidades mexicanas y trató de asociar la sustancia con los inmigrantes. De ahí el cambio de nombre: desde entonces, la planta comenzó a ser conocida como «marijuana» en inglés también, para hacerla sonar extranjera.

A esto le siguió una propaganda religiosa racista, como la infame película «Reefer Madness», que retrataba a jóvenes siendo seducidos por un mundo de decadencia moral, violencia, locura e incluso asesinato como resultado de su consumo de cannabis. La narrativa exagerada y sensacionalista tenía como objetivo infundir miedo y generar indignación pública contra la marihuana.

El contexto histórico:

Después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se convirtió en una superpotencia mundial con una influencia significativa en las políticas internacionales. A través de esfuerzos diplomáticos y organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, el gobierno estadounidense comenzó a promover activamente políticas de prohibición de la marihuana en otros países.

Muchos países, especialmente aquellos con estrechos vínculos con Estados Unidos o que buscaban mantener relaciones diplomáticas, adoptaron este enfoque y promulgaron leyes que criminalizan el uso y posesión de cannabis. Esto a menudo se veía como una forma de alinearse con las normas internacionales y evitar posibles repercusiones en el comercio o las relaciones internacionales.

Estado legal actual

En los últimos años, muchos países han cambiado las regulaciones en torno a la marihuana. Una creciente cantidad de investigaciones científicas ha arrojado luz sobre los posibles beneficios medicinales de la planta, lo que ha ayudado a desmentir los estigmas y desinformación arraigados. Esto ha llevado a un mayor aceptación de la marihuana como una opción terapéutica legítima para diversas condiciones.

Además, los cambios en las actitudes sociales hacia su uso, y el potencial económico de la industria del cannabis —con su creación de empleo, ingresos fiscales y oportunidades de innovación— también han desempeñado un papel significativo en influir en los países para que reconsideren su postura y regulen el cannabis en lugar de criminalizarlo.

Países que han legalizado el cannabis

Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar completamente el cannabis para uso recreativo en 2013, seguido por Canadá en 2018. Ambos países han establecido sistemas regulados para la producción, distribución y venta de cannabis.

Las leyes sobre cannabis en Estados Unidos varían según el estado, pero hasta la fecha, varios estados ya han legalizado el cannabis para uso recreativo, incluyendo Alaska, California, Colorado, Oregón y Washington.

Algunos países europeos, como los Países Bajos, han permitido la venta de cannabis en coffee shops durante muchos años, mientras que otros, como Portugal y España, han despenalizado su uso personal.

Cannabis en Barcelona

Particularmente en Barcelona, Cataluña, ha surgido una creciente comunidad de cannabis conocida por sus dispensarios y clubes de marihuana llamadas Asociaciones Cannábicas. Estas son asociaciones sin fines de lucro que facilitan el cultivo y consumo de cannabis por parte de sus miembros. Para ser miembro, debes tener al menos 18 años y solicitar una invitación en el sitio web del club.

¿Es legal el cannabis en Barcelona?

El cannabis en España y Cataluña se considera despenalizado, pero no legal. Esto significa que aunque no es un delito portar una pequeña cantidad de marihuana que se pueda considerar para uso personal, y no es ilegal consumirla en tu residencia privada, automóvil o en un weed club, sí sería ilegal hacerlo en público, venderlo o portar grandes cantidades de hierba.

Conclusión

Afortunadamente, el mundo está cambiando sus políticas y cada año más países legalizan o despenalizan el consumo de cannabis. Al final, el enfoque de prohibición ha demostrado causar más daños que beneficios, por lo que solo podemos esperar que los gobiernos hayan aprendido la lección y a partir de ahora comiencen a regular en lugar de prohibir.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2024 Weed Club The High Class  by PROZEUS. All Rights Reserved.